Por: Dra. Sandra Arritola

Los retos que asumen los profesores y los sistemas educativos son producto de los cambios sociales. Nos encontramos en la era del conocimiento, la interdisciplinaridad de las ciencias y letras, el desarrollo de habilidades blandas y duras, y a esto se suma la multiculturalidad, concepto que abarca la vida en común de diferentes grupos personas e individuos que pertenecen a diferentes culturas (Ávila, 2022).

Con brevedad se presenta el tema que ha sido estudiado por múltiples investigadores en el que se pone al descubierto la yuxtaposición de culturas y el umbral de tolerancia en los sistemas educativos en el que se debe prestar atención a todas las necesidades cognitivas de los estudiantes. Este entorno se muestra difícil, aún más, en los sistemas educativos donde reina el capitalismo, en el que existe el acoso escolar, la violencia y el menosprecio de los estudiantes según las nacionalidades de origen.

Vale destacar que los maestros deben trabajar en la no jerarquización de una cultura sobre otra y considerar las tradiciones de las diferentes culturas como un elemento enriquecedor de los valores humanos de los estudiantes. Sin ir un poco más lejos, y para realizar un mejor trabajo educativo considero se deben definir los valores que rigen cada aula y los planteles educativos con el objetivo de fortalecer la unidad entre los estudiantes e intercambiar conocimientos culturales e insertarlos de forma positiva en la sociedad.

Conocerán los maestros que la educación multicultural lleva implícito problemas didácticos y culturales, podrán distinguir su humanismo, y que la educación multicultural implica madurez humana individual y social, en el que se fomenta del diálogo como instrumento para descubrir lo diferente de otras culturas. Podrán pensar los maestros que deben contribuir a edificar una sociedad multicultural, ayudar a suprimir los conflictos entre las culturas, y a superar las dificultades propias del bilingüismo.

Sin dudas lo más importante de este tema, es el rol que asume el maestro y su cambio de perspectiva teniendo claro los conceptos de multiculturalidad, interculturalidad. Se hace obvio que el maestro debe identificar los puntos comunes entre las culturas, desarrollar la tolerancia y la capacidad crítica, en el que se construya una sociedad justa y equitativa, por ello, las escuelas deben gestionar adecuadamente la diversidad y fomentar estrategias inclusivas que aumenten la creatividad, la innovación y la productividad escolar.

Este rol puede asumirlo el maestro aplicando las técnicas de Coaching y PNL, mediante el trabajo con las creencias limitantes respecto a otras culturas, la utilización de preguntas poderosas a los estudiantes para que reflexionen y busquen nuevas alternativas y formas de comportamientos en el que el respeto a los derechos humanos y a las diferencias culturales sea lo primero en cada centro escolar.

Referencia

Ávila. D.H. (2022). Multiculturalismo e interculturalidad: el papel de la educación

        superior en la generación de competencias interculturales para el contexto

        organizacional. Educación y Humanismo, 24(43).

https://doi.org/10.17081/eduhum.24.43.4838